Cómo quitar los descuelgues en pintura

Cómo evitar los descuelgues de pintura durante los procesos de aplicación y reparación es una pregunta que todo profesional del taller de carrocería nos hemos planteado alguna vez.

Los descuelgues, también conocidos como descolgados de pintura, es un defecto de pintado producido durante la aplicación de la pintura de acabado, y cuya aparición puede llevar al traste la correcta reparación de la superficie.

Conozcamos cuáles son las causas por las que aparecen los descuelgues en pintura, cómo evitarlos, y el proceso para corregir este defecto.

¿Qué son los descolgados de pintura y cómo se producen?

Los descuelgues de pintura es un defecto de pintado que se produce principalmente en piezas de orientación vertical, como puertas, aletas o parachoques, pudiéndose presentar indistintamente tanto en la pintura de fondo como en la pintura de acabado.

La forma con la que se presentan en la superficie tiene forma de escurrido de pintura, producido por una excesiva cantidad de producto aplicado.

Este sobrante de pintura, por efecto de la gravedad al ser aplicado sobre una superficie vertical, tiende a escurrirse hacia abajo, dando lugar a los descolgados de pintura o barniz.

¿Porqué aparecen los descuelgues en pintura?

Los motivos por los que aparece este defecto de pintado, como en otros muchos casos, tienen que ver con diferentes factores. Conocerlos en detalle nos permitirá adelantarnos a un posible error.

1. Baja viscosidad de aplicación provocada por una excesiva dilución

Como ocurre con otros muchos defectos de repintado, una baja viscosidad en la mezcla de pintura puede provocar la aparición de descuelgues.

Para evitarlo, debemos diluir la mezcla de pintura en base a las especificaciones de la ficha técnica del fabricante,  manteniendo una viscosidad de mezcla acorde a las condiciones de aplicación en términos de temperatura y humedad ambiental.

2. Excesiva carga de producto por mano

La aplicación de demasiada cantidad de pintura por mano de aplicación influirá en la aparición de descuelgues de pintura o barniz superficiales.

Para evitar este problema, es recomendable la aplicación de manos finas y secas, intentando no sobrecargar la pieza en cada una de las pasadas.

3. Una aplicación incorrecta hace que se descuelgue la pintura

Una inadecuada regulación y ajuste del equipo de aplicación, ya sea por una presión demasiado baja o por un excesivo caudal de producto, puede dar lugar a descolgados en la superficie.

Cómo regular la pistola de aplicación aerográfica

Para evitarlo, debemos seguir en todo momento las especificaciones de la ficha técnica en términos de regulación de pistola. Además, es aconsejable no realizar la aplicación de pintura demasiado cerca de la superficie.

Debemos mantener una distancia adecuada entre pistola y soporte para una distribución regular de la pintura.

4. Temperatura ambiental y del soporte

Algunos factores ambientales ajenos al profesional también tienen una incidencia directa en la aparición de descolgados de pintura.

Por ejemplo, una temperatura en cabina o de la pieza a reparar demasiado baja, pueden ser causas comunes de este defecto.

5. Tiempo de evaporación entre manos insuficiente

Para que la pintura se acople de forma correcta a la superficie, debemos esperar un tiempo adecuado entre cada mano

Adaptarnos a las condiciones ambientales y seguir las indicaciones de la ficha técnica en relación al tiempo de espera entre manos nos ayudará a evitar la aparición de descuelgues en la pintura de acabado.

6. Disolventes lentos

Debemos tener en cuenta el tipo de disolvente a utilizar en base al tipo de reparación a realizar o las condiciones ambientales de aplicación.

De este modo, el uso de disolventes pesados o lentos en ambientes de baja temperatura puede aumentar las posibilidades de que aparezcan descuelgues en la pieza reparada.

Como quitar los descuelgues de pintura

Para solucionar la aparición de descolgados en la pintura, primero debemos esperar a que se seque completamente el acabado, para poder valorar correctamente la gravedad del problema.

  1. Desbastado con cuchilla o diamante

    Si los descolgados no son muy grandes, podemos ayudarnos de una cuchilla o diamante (acero pulido) para rebajar el relieve producido por este defecto.
    Debemos realizar el desbastado de forma longitudinal, para no dañar la capa de pintura.quitar descuelgue con diamante

  2. Lijado de la superficie con descuelgues

    También podemos valorar el lijado de la superficie, ayudándonos con una lijadora y un disco abrasivo P1200-P1500 para comenzar, incrementando el grano según necesidades.
    A continuación afinamos la superficie con una lija P3000, eliminando las posibles marcas de lijado generadas previamente. Lijar superficie desvastado

  3. Pulido de la superficie

    Una vez hayamos eliminado el defecto superficial, procederemos al pulido de la pieza con un pulimento abrasivo, para posteriormente aplicar otro pulimento abrillantador.Pulido de la superficie con defecto de pintura

  4. Si el defecto afecta a las capas inferiores…

    Por otro lado, puede haber ocasiones en las que se hayan podido generar pequeñas burbujas de aire ocluidas en la parte interna de los descuelgues, afectando a capas inferiores de la película de pintura.

    En estos casos, la única solución será repetir la reparación, lijando la zona afectada, para posteriormente preparar nuevamente el fondo y la aplicación de la pintura de acabado. Siguiendo estos pasos, evitaremos que aparezcan descuelgues de pintura o barniz final.Difuminado en piezas adyacentes

Como quitar los descuelgues de barniz o transparente

El proceso de eliminación de los descuelgues de barniz será similar al realizado en la pintura de acabado, con la salvedad de que no será necesario reparar la capa de color. Simplemente deberemos corregir el barniz descolgado, y en los casos en los que los descuelgues sean de gran tamaño, será conveniente lijar la capa de barniz, y proceder a barnizar de nuevo toda la pieza.