Cuarteados y grietas defecto de pintado

A veces, cuando realizamos la inspección de la superficie de un vehículo, bien sea durante o después del proceso de repintado, nos podemos encontrar con algunas áreas donde se han producido pequeños agrietamientos. A través del siguiente post profundizaremos en las causas que dan lugar a la aparición de estas grietas, y que proceso debemos seguir para solucionarlas.

¿Qué son los cuarteados o grietas en pintura?

De una forma simple, podemos afirmar que estamos ante un cuarteado de pintura cuando se produce un agrietamiento parcial o total de la superficie pintada que se hace visible durante el proceso de aplicación o el proceso de secado.

Las grietas que aparecen sobre la superficie presentarán diferentes anchuras y longitudes, dispuestas en varias direcciones.

Causas por las que se aparecen

Los motivos por los que aparece este defecto de pintado, como en otros muchos casos, tienen que ver con diferentes factores. Conocerlos en detalle nos permitirá adelantarnos a un posible error.

Incorrecta preparación de la pintura

Debemos cerciorarnos en realizar una correcta mezcla de los diferentes componentes de la pintura, aportando la cantidad de diluyente recomendado por el fabricante, siguiendo siempre las especificaciones de la ficha técnica.

Fluctuaciones de temperatura

Las oscilaciones de temperatura ambiental, ya sea en cabina o en exterior, así como exposiciones a radiaciones UV, pueden producir la aparición de grietas en la pintura.

Espesor de la película de pintura

Un espesor de película demasiado alto, provocado generalmente por una incorrecta aplicación de producto, puede dar lugar a agrietamientos. Recomendamos una vez más seguir las indicaciones de la ficha técnica en relación al espesor de capa y tiempos de secado entre capas.

Cómo solucionar los cuarteados en pintura

Si las grietas tienen solo presencia en la zona superficial de pieza, seguiremos los siguientes pasos para reparar los cuarteados en la capa de pintura.

  1. Lijado del área defectuosa con papel abrasivo P1500

    Primeramente lijaremos el área defectuosa con un papel abrasivo P1500, habiendo limitado previamente la zona con cinta de carrocero, con el fin de no invadir las zonas limítrofes no dañadas.

  2. Afinamiento de la superficie con lija P3000

    A continuación utilizamos un grano P3000 para afinar la superficie y eliminar posibles marcas de lijado. Una vez hayamos lijado la superficie, procederemos a limpiar el polvo generado con un desengrasante y paño de microfibras.

  3. Pulido de la superficie con pulimento de corte rápido

    Posteriormente, aplicaremos un pulimento de corte rápido con la máquina pulidora, ejerciendo una presión y movimiento homogéneo

  4. Limpieza con bayeta de microfibras

    Finalmente, limpiaremos la zona con una bayeta para valorar el resultado obtenido.

En cambio, si el defecto persiste en la pintura de acabado, el pulido no será suficiente. Deberemos entonces preparar la superficie para realizar el proceso de pintado desde cero:

  1. Lijado de la superficie con papel abrasivo acorde a la gravedad del defecto ocasionado.
    Utilizaremos un papel abrasivo de desbastación. El grano de lija a utilizar lo elegiremos en función de la gravedad de la reparación. Lijaremos la superficie hasta eliminar completamente el daño. Nos ayudaremos de un desengrasante para eliminar los restos de polvo generados en el lijado.
  2. Aplicación de la capa de aparejo.
    Después, aplicamos la capa de aparejo, lijándola a continuación. Deberemos de tener en cuenta los consejos listados para realizar una correcta aplicación y evitar posibles problemas posteriores.
  3. Aplicación de la capa de acabado.
    Aplicaremos la pintura de acabado intentando no sobrecargar en exceso la superficie, habiéndonos asegurado previamente de realizar una mezcla correcta.