Los rechupados, también conocidos como mermados o hundimientos de pintura, es un defecto de repintado común en los procesos de reparación dentro del taller de carrocería y pintura.

Este error de aplicación se presenta cuando la capa de pintura final se ha secado, dando lugar a una especie de hundimiento superficial en la zona de reparada. Los rechupados suelen estar relacionados con una incorrecta preparación del fondo, sobre todo durante la fase de enmasillado, de ahí que reciban también el nombre de rechupados de masilla o marcas de parche.

En este post te mostramos las causas que provocan la aparición de estos mermados en la pintura para coches, y cómo solucionarlos una vez que el defecto de aplicación se ha producido. ¡Comenzamos!

¿Qué son las marcas de parche o rechupados en pintura?

Link al vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=f3WK20W5QxI

Los rechupados en pintura es un defecto de aplicación que se produce en la capa superficial de la pintura, mostrando una especia de cerco o hundimiento en la zona reparada previamente.

Como hemos comentado, las marcas de parche suelen estar relacionadas con una mala preparación y/o aplicación de la masilla de poliéster.

Ejemplo de rechupado en una pieza

¿Cómo evitar los rechupados de pintura?

Los motivos por los que la pintura se rechupa, como en otros muchos casos, tienen que ver con diferentes factores. Conocerlos en detalle nos permitirá adelantarnos a un posible defecto de rechupados en la pintura.

Causa 1: Incorrecto aislamiento del fondo

Es común que la aparición de marcas de parche esté relacionada con una deficiente preparación de la capa de aparejo, o la ausencia de la misma durante la reparación.

Algunas prácticas incorrectas del tratamiento de esta capa tienen que ver con aplicar la capa de pintura final sin haber dejado el tiempo estipulado para el secado de la pintura de aparejo. Por otro lado, un espesor de capa elevado contribuirá también a la aparición de este defecto. Aconsejamos utilizar un aparejo 2K para aislar el fondo.

Por estas razones, será fundamental seguir las indicaciones de la ficha técnica del producto en términos de tiempos de secado y evaporación de la capa de aparejo, evitando así las mermas y rechupes de la pintura.

Causa 2: Errores en la preparación, aplicación y lijado de la masilla

Como su nombre indica, en la mayor parte de las ocasiones, los rechupados de masilla de poliéster tienen que ver con una incorrecta ejecución del proceso de enmasillado en sus diferentes fases.

Una mala aplicación y preparación de la masilla dará lugar a una superficie irregular y más porosa de lo recomendado, lo que producirá que las capas de pintura posteriores, como la capa de aparejo o acabado, sean absorvidas por el parche de masilla. Una vez más, será indispensable seguir las indicaciones de la ficha técnica a la hora de preparar la mezcla de la masilla y su posterior secado.

Causa 3: Falta de preparación de los bordes del parche

Los bordes del parche o de la zona a reparar deben ser preparados, trabajados y aislados de forma correcta.

Sino preparamos los bordes del parche de forma correcta, aumentaremos las posibilidades de que se produzcan rechupes en la pintura. Será esencial que trabajemos y aislemos los bordes del parche de forma regular y uniforme, para un óptimo anclaje y comportamiento de las capas de pintura posteriores.

¿Qué hacer cuando se producen rechupes en la pintura?

Lo primero que haremos será dejar que la pintura se endurezca totalmente, aplicando calor externo (Infrarrojos) si fuese necesario. Posteriormente, debemos inspecccionar la zona y valorar el alcance del defecto, examinando con detenimiento los rechupados ocasionados. Si el defecto es superficial:
Antes de valorar el defecto de pintado, debemos esperar a que la capa de pintura de acabado se seque completamente. Posteriormente, realizamos una valoración superficial de los daños ocasionados, examinando si se han producido marcas de parche en el acabado final. Si es así, y si los daños no revisten excesiva gravedad, procederemos del siguiente modo:

  1. Lijar el área que presente rechupes con lija P1500

    Lijaremos la zona que contenga rechupados con una lijadora y un disco abrasivo P1500 para comenzar, incrementando el grano según necesidades. Lijado de grietas de pintura

  2. Afinar la superficie con lija P3000

    Procedemos a afinar la superficie reparada con un papel abrasivo P3000. De este modo eliminamos posibles huellas de lija ocasionadas durante la fase previa de lijado. Posteriormente, procederemos a limpiar el polvo generado con un desengrasante y paño de microfibras.Lijar con grano lija P3000

  3. Pulir la superficie

    Una vez hayamos eliminado el defecto, procederemos al pulido de la superficie de la pieza con un pulimento abrasivo, para posteriormente aplicar otro abrillantador.
    Pulido de la superficie con defecto de pintura

  4. Limpieza con bayeta de microfibras

    Finalmente, limpiaremos la zona con desengrasante y una bayeta limpia para valorar el resultado obtenido.

  5. Si los rechupes presentan mayor gravedad, tendremos que realizar el proceso de repintado desde el inicio…

    Puede haber ocasiones en las que los rechupados de pintura tengan un tamaño y alcance demasiado grande como para eliminarlos de forma superficial. En estas ocasiones, será necesario realizar una reparación desde cero.
    inspección de pieza reparada

  6. Lijar hasta llegar al fondo

    Lijamos el área a reparar con un papel abrasivo adaptado al tipo de reparación, hasta asegurar la superficie libre de defecto. Nos aseguraremos de realizar un aislamiento correcto del fondo, para evitar los problemas anteriormente descritos.Lijar superficie desvastado

  7. Aplicación de la capa de acabado

    Finalmente, procederemos con el proceso de aplicación de la pintura de acabado.Aplicación de la pintura de acabado