Como hemos visto en otros contenidos relacionados, durante los procesos de aplicación y reparación en el taller de carrocería, pueden surgir diferentes defectos de pintado, como puede ser el efecto piel de naranja en pintura.

En el siguiente post te enseñamos en qué consiste el efecto de piel de naranja en carrocería, así como sus causas y posibles soluciones.

Efecto piel de naranja en pintura: ¿Qué es y por qué aparece?

Link al vídeo: Cómo eliminar la piel de naranja en pintura.

El defecto piel de naranja en la pintura de un coche es provocado principalmente por la falta de nivelación de la pintura. De este modo, obtenemos una capa de pintura «no estirada», con una capa final irregular y de excesivo grosor.

¿Por qué aparece la piel de naranja en pintura? Causas.

Causa 1: Regulación en el equipo de aplicación

Deberemos regular correctamente los equipos de aplicación en presión, caudal de producto y patrón de abanico en base a las especificaciones de la ficha técnica, con el fin de obtener un pulverizado regular y homogéneo. Una presión de aplicación demasiado baja provocará una atomización de producto deficiente.

Causa 2: Excesiva carga de producto por pasada

Una excesiva carga de producto por pasada así como una distancia demasiado alejada de la pistola con respecto a la pieza, dará lugar a una capa menos uniforme.

  Cómo Pintar las Llantas de Forma Eficiente y Sin Errores

Causa 3: No adecuar el catalizador y disolvente a la temperatura ambiental

En función de la temperatura ambiental a la que nos encontremos, será conveniente adecuar la elección del catalizador y disolvente a aplicar según su velocidad de secado.

Causa 4: Viscosidad alta de aplicación

Otra causa puede ser una excesiva viscosidad de la mezcla, lo cual implicará así mismo una viscosidad alta de aplicación. 

Para solucionarlo, podemos rebajar la viscosidad aumentando ligeramente la dilución de la mezcla.

¿Qué hacer cuando se produce el efecto piel de naranja?

Si el defecto piel de naranja tiene solo presencia en la zona superficial de la pieza, procederemos de la siguiente manera:

En primer lugar, lijaremos la zona con una lija P1200 o P1500. Una vez lijada la superficie, procederemos a limpiar el polvo generado con un desengrasante y paño de microfibras.

Posteriormente, aplicaremos un pulimento de corte rápido con la máquina pulidora, asegurando así una presión y movimiento homogéneo.

Si el grosor del defecto es excesivo, deberemos  preparar la superficie para realizar el proceso de pintado completo. 

Lijaremos la superficie hasta eliminar el daño, aplicando posteriormente la pintura de aparejo y el acabado final.