Pruebas probetas igualación color coche

Es probable que el alguna ocasión tras haber repintado una o varias piezas en taller de carrocería hayas detectado cómo el color y el brillo aplicado sobre la superficie varía en función del ángulo de visión con el que observemos la pieza. Este fenómenos se conoce como efecto flip flop, o efecto flop en pintura, y está relacionado sobre todo con la aplicación de colores metalizados o perlados.

Veamos ahora los factores que provocan la aparición del efecto flop y algunos consejos para minimizar su aparición.

Qué es el efecto flip flop en pintura para coches

Este efecto, como hemos apuntado anteriormente, se produce al observar una pieza reparada desde diferentes planos de visión (frontal, lateral, horizontal, etc) sobre todo en colores especiales que contienen pigmentos metálicos, perlados, xiláricos, etc.

Cuando se observa el acabado frontalmente parecerá más claro que cuando se ve desde un ángulo de mayor visión.

Estos colores están compuestos por pequeñas partículas metálicas que presentan diferentes formas (irregulares, lenticulares) o tamaños (aluminios gruesos, medios o finos). Los colores más complejos presentan hasta un 70-80% de partículas de aluminio en su formulación. La dificultad de reproducir el color depende del acabado y la tonalidad.

Los colores metalizados acusan más el ángulo de incidencia de la luz

La deposición, orientación y tamaño de estas partículas incluidas en la fórmula de color determinará el efecto obtenido, pudiéndose encontrar diferencias en la percepción del brillo (variación claro-oscuro) y/o color de la pieza reparada.

También te puede interesar:  Cómo Maximizar la Rentabilidad en Procesos Spot Repair [+ GUÍA Interactiva]

Cabe resaltar que las partículas de aluminio finas son mates, menos problemáticas que las de aluminio grueso, que son brillantes y reflejan una mayor cantidad de luz. De este modo, los colores con un alto porcentaje de partículas de aluminio grueso pueden presentar más efecto flop.

Reflejo de la luz en pintura

Cómo minimizar el efecto flop durante el repintado

Un buena práctica para reducir el efecto flip flop durante los trabajos de repintado en el taller consistirá en utilizar un aditivo especialmente diseñado para tal fin.

Un buen ejemplo de este tipo de producto es el WA/6070 – ADITIVO FLOP WBC 70 de SINNEK. Mediante el uso de este aditivo, el profesional contará con una herramienta que le facilitará la obtención de una correcta colorimetría en el taller y un incremento de la rentabilidad de la reparación, al reducir las posibilidades de tener que repetir el trabajo realizado.

Con el aditivo WA/6070 reduciremos notablemente el efecto flop, favoreciendo la correcta integración de la pieza.

Por otro lado, una buena práctica complementaria además del uso de aditivos, consistirá en la correcta técnica y modo de aplicación de colores especiales y sus partículas metálicas, como por ejemplo los colores tricapa complejos.

Para ello, será necesario orientar y depositar las partículas de aluminio de forma regular y homogénea sobre toda la superficie, con un plano de aplicación respecto a la pieza que sea uniforme, intentando evitar cambios de dirección durante la aplicación.

Efecto flip flop en pintura

La incorrecta orientación de los pigmentos metálicos puede dar lugar también a diferentes defectos de pintado como ráfagas o sombras en la pintura.

Del mismo modo, una aplicación excesivamente húmeda o excesivamente seca pueda provocar una mayor variación del color y brillo, al dificultar la uniforme deposición de las partículas sobre la superficie.