Escoger la variante del color tricapa

La colorimetría en el taller de chapa y pintura es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de mejorar la rentabilidad de nuestro negocio y ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes.

La amplia gama de tonos y colores utilizados actualmente en refinish suponen un gran desafío para el profesional del taller. Existen numerosos factores que pueden influir en la percepción de un mismo color, presentando sutiles diferencias que dificultan la igualación de color en pintura para coches.

Contar con los productos y herramientas adecuados, así como una sólida base de conocimientos sobre colorimetría en el taller, nos ayudará a superar con éxito cualquier proceso de repintado.

¿Qué es la colorimetría en carrocería?

Podemos definir a la colorimetría como la ciencia que se basa en el estudio del color, desarrollando procesos para medir cualitativamente y cuantitativamente la percepción del color por parte de las personas.

Colorimetría en carrocería

La colorimetría en pintura permite la medición y combinación de diferentes colores en función de los requisitos de un color específico.

La colorimetría en el taller de carrocería se basa en el conjunto de métodos y herramientas utilizados para optimizar la integración del color en la reparación

Extrapolando esta definición al taller de chapa y pintura, lo podemos definir como el conjunto de métodos y técnicas utilizados para medir, ajustar y optimizar el color de la pieza o piezas repintadas con respecto a sus adyacentes.

Es decir, integrar de forma correcta la pieza reparada, sin que se aprecien diferencias de color para el ojo humano.

¿Qué factores influyen en la percepción del color de un vehículo?

La percepción del color en las personas es subjetiva. Percibimos un tipo de color u otro en base a la cantidad de luz reflejada y absorbida por un determinado objeto.

El color es un instrumento intrínsecamente asociado al diseño y estética de un vehículo, que puede influir directamente en el éxito comercial del mismo. Por esta razón, todos los fabricantes de vehículos destinan grandes inversiones a desarrollar nuevos y sofisticados colores entre sus ofertas de configuración.

Como sabemos, es habitual que el código de color de un vehículo presente diferentes “variantes”, con el fin de cubrir pequeñas desviaciones de tonalidad.

colorimetria en chapa de pintura

Estas variaciones pueden ser provocadas por diversos factores como forma de aplicación durante el proceso de fabricación, material del soporte, temperatura y humedad ambiental, etc.

A estas variaciones, debemos añadir además la percepción subjetiva del profesional en función de la luz de iluminación, el plano de la pieza, el tipo de soporte, etc.

Veamos algunos factores que influyen en la percepción del color de un vehículo:

Fuente de iluminación

La luz es un tipo de energía que se transmite en forma de onda a través del espacio y que se manifiesta en forma de radiación.

La longitud de onda es la unidad de medida que utilizaremos para clasificar si un determinado color podrá ser percibido o no por el ojo humano.

Por esta razón un mismo color puede presentar diferencias en función de si lo observamos con luz natural del sol, luz artificial de cabina, lámpara de luz, etc.

La longitud de onda es la unidad de medida que utilizaremos para clasificar si un determinado color podrá ser percibido o no por el ojo humano.

Este fenómeno que provoca diferencias de color según el tipo de luz que incida sobre el objeto recibe el nombre de metamerismo.

Comprobación con pistola de luz la igualación de color en un coche

Este efecto suele ocurrir en el taller de chapa y pintura cuando observamos una pieza reparada con la luz artificial de cabina, advirtiendo diferencias de tono cuando esa misma pieza la comprobamos con luz natural de día. 

Esto provocará diferencias en la igualación de color de la pieza con respecto a sus adyacentes, lo que repercutirá en la calidad final de la reparación. De ahí la gran importancia de la fuente de luz de comprobación en la colorimetría de un vehículo.

Objeto

En el sector refinish, consideramos el objeto como la superficie del vehículo a repintar o reparar. El tipo de color que percibimos del vehículo variará en función de la capacidad de este para absorber y reflejar la luz recibida.

A mayor cantidad de luz absorbida por parte del objeto, menor capacidad de reflejo, por lo percibiremos un color más oscuro.

Efectos en la pintura por la reflexión de la luz

De este modo, el tipo de acabado de la pieza a reparar (objeto) influirá directamente en su capacidad de absorción y reflexión. Por ejemplo, en un acabado mate, al contar con una superficie rugosa y más irregular, la luz se refleja en diferentes direcciones, dando lugar a una menor percepción de brillo y color.

En cambio en acabados con barniz brillante, la luz se refleja en la misma dirección en la que incide sobre la pieza, lo que provoca un mayor nivel de brillo y color para el ojo humano.

Ojo humano

Nuestro ojo humano visualiza el objeto sobre el que se absorbe y refleja la luz, y envía la percepción de color obtenida a nuestro cerebro.

El ojo humano cuenta con mecanismos que le permiten diferenciar entre colores cromáticos, colores acromáticos o colores neutros, así como la luminosidad que presenta el objeto.

Métodos y herramientas para optimizar la colorimetría e igualación del color en el taller

La complicación durante el proceso de reparación y repintado comienza cuando el color de la superficie a reparar o sus adyacentes, presentan pequeñas diferencias de tono. Esto provoca un mayor rango de colores donde elegir, dificultando la labor del pintor profesional.

Estas ligeras variaciones pueden ser provocadas por diferentes factores:

  1. Diferencias de color producidas durante el proceso de fabricación del automóvil, debidas al sistema de aplicación, espesor de capa, diferentes proveedores de pintura, etc.
  2. Diversidad de variantes de cada fabricante de pintura.
  3. Tipo de material del soporte (plástico, acero, aluminio, fibra de carbono, etc).
  4. Elevada complejidad de reproducción de algunos colores, como por ejemplo los colores tricapa complejos.
  5. Técnica de aplicación: cada profesional aplica el producto con una distancia, movimiento o velocidad determinada, lo que da lugar también a ligeras variaciones de color.
  6. Incorrecta preparación y mezcla de la pintura: algunas veces es el propio profesional, quien por no haber seguidos las indicaciones estipuladas en la ficha técnica para la preparación de la pintura, provoca desviaciones de color.

Con el objetivo de optimizar la igualación de color e integración de la pieza reparada en la carrocería, el profesional del taller de chapa y pintura cuenta con una serie de herramientas y métodos.

Herramientas para la identificación del color

Carta de color

La carta de color contiene pastillas pintadas para cada código de color y sus respectivas variantes.

Armario carta de color SINNEK

Algunas cartas de color, como ocurre en el caso de SINNEK, están pintadas a mano y organizadas cromáticamente para una mejor y más rápida localización de cada código de color.

Todas las pastillas de color de SINNEK han sido repintadas a mano en las mismas condiciones de velocidad, distancia y número de manos

Esto incrementa notablemente su fiabilidad en términos de igualación de color, ya que las pastillas presentan la pintura real aplicada en condiciones similares a las realizadas en un taller de chapa y pintura.

Carta de Color Pintura Coche

Hay que tener en cuenta que este sistema tiene un coste elevado tanto para el taller como para el fabricante, ya que supone una actualización constante en formato físico de las fórmulas de color.

Espectrofotómetro

Sin duda, el espectrofotómetro es la herramienta que aporta una mayor fiabilidad a la hora de obtener información precisa sobre el código de color de un coche. La tendencia actual es que este sistema acabe sustituyendo con el paso del tiempo a la carta de color física.

El espectrofotómetro permite medir la longitud de onda del color exacto que está midiendo. A partir de ahí, ofrece la fórmula de color que mejor se ajuste al color de la superficie.

El espectrofotómetro es la opción más rentable y fiable para el taller de carrocería

Hay que tener en cuenta que puede haber casos en los que el vehículo haya sido repintado previamente. Esta es la razón por la que la lectura de color puede acercarse más a una variante que a la propia fórmula oficial.

Medición con el espectrofotómetro

El espectrofotómetro, en combinación con una extensa base de datos de fórmulas, y un potente software de gestión de color permitirá al profesional acceder instantáneamente a casi cualquier fórmula de color del mercado, lo que permitirá optimizar la colorimetría en el taller de carrocería.

Fórmula: espectrofotómetro + base de datos + software de gestión + buen hacer del pintor

Como vemos, se antoja fundamental que el pintor conozca el funcionamiento del espectro y sepa interpretar los resultados que facilita. Además, si el profesional cuenta con conocimientos avanzados en colorimetría, tendrá la posibilidad de realizar pequeños ajustes de color, en términos de saturación, luminosidad o matiz.

Métodos para la comprobación del color

El pintor profesional cuenta con diferentes métodos dirigidos a optimizar la igualación e integración del color de la pieza reparada en la carrocería:

Probetas de aplicación

Otro método más rudimentario pero altamente efectivo consiste en la aplicación del color sobre probetas, para posteriormente comparar su nivel de igualación de color sobre la superficie del vehículo.

Este proceso nos permite mejorar la colorimetría y cubrición de difuminados y parches, sabiendo con seguridad el número de manos idóneo a aplicar y manteniendo similares condiciones de aplicación como movimiento, velocidad o distancia respecto al soporte.

Pruebas probetas igualación color coche

La principal desventaja de este proceso de comprobación de color radica en el tiempo necesario a invertir para crear diferentes variantes del color y número de manos (tiempos de preparación de la mezcla, aplicación y secado).

Esta circunstancia se acentúa sobre todo en talleres de chapa y pintura multimarca, donde el número de posibilidades de color es muy amplio.

Sin embargo, gracias a su fiabilidad, nos permitirá ahorrarnos la repetición de trabajos y mejorar la productividad del taller, sobre todo en la reparación de colores complejos.

Pistola de luz

Una herramienta muy útil para comprobar la igualación de color y mejorar la colorimetría de un coche es la pistola de luz.

A través de la proyección de una longitud de onda similar a la luz natural del día, nos permite apreciar mejor los diferentes matices del color, así como detectar posibles defectos como marcas de lija, cubrición o metamerismo.

Comprobación de color en un coche con pistola de luz

La pistola de luz nos permite simular diferentes condiciones e intensidades de luz, optimizando la comprobación del color.

Cómo optimizar la igualación de color en el taller con el espectrofotómetro

Hay que tener en cuenta que la disposición de la pieza en la carrocería (vertical, horizontal, etc) puede hacer que el brillo reflejado por la superficie varíe.

Veamos ahora un ejemplo de uso del espectrofotómetro para optimizar la colorimetría de la reparación en el taller.

  1. Averiguar si el color es original o repintado

    En primer lugar, comprobamos el código de color del vehículo. Paralelamente, examinamos en detalle las diferentes piezas y estructura del vehículo, para asegurarnos si ha sido repintado, o si presenta defectos de acabado.
    En una pieza repintada, puede darse la posibilidad de que una variante de color se ajuste mejor que la fórmula oficial.

    En difuminados, haremos la lectura de color en las piezas adyacentes a la reparación. En una reparación con parche, podremos hacer la medición en la misma pieza.Comprobar pintura coche

  2. Limpieza en profundidad de la superficie

    Desengrasamos y pulimos la superficie con máquina y pulimento de terminación y brillo, para obtener una comprobación del color más precisa y sin interferencias.Pulir coche

  3. Calibración del espectrofotómetro

    Es aconsejable calibrar diariamente el espectro para obtener una información de color más precisa. Hay que tener en cuenta que una temperatura inadecuada del soporte, puede provocar una descalibración del espectro.Cómo calibrar el espectrofotómetro en pintura de coche

  4. Especial atención en colores de efecto

    En colores especiales con alta reflexión, debemos extremar siempre las precauciones para optimizar su igualación.Comprobación con pistola de luz la igualación de color en un coche

  5. Elección de la variante en el software de color

    Una vez realizada la medición, cotejamos en el software de color la variante que mejor se ajuste a la información recogida.Optimizar el consumo de pintura en el taller

  6. Probetas – Test de opacidad e igualación

    Una vez hayamos elegido la variante, aplicamos la pintura sobre diferentes probetas para comprobar su igualación sobre la superficie.Comprobación probetas en el color de la pintura de un coche

  7. Reparación con difuminado

    Por último, recomendamos siempre la aplicación con difuminado para garantizar una correcta integración e igualación del color en la carrocería.Difuminado en piezas adyacentes

Conclusión

Como hemos visto, el pintor profesional del taller de carrocería cuenta con herramientas y métodos que le ayudarán en la obtención de una reparación donde las diferencias de color sean imperceptibles a ojos del cliente. La experiencia y saber hacer del profesional debe de hacer el resto.

Sin embargo, contar con una pintura premium de calidad con la Serie W6000 de SINNEK será sin duda una ventaja añadida a tener en cuenta para obtener una excelente igualación de color y cubrición.