Los acabados de pintura mate cuentan en la actualidad con un creciente interés por parte del usuario, en la búsqueda de obtener una estética diferencial y exclusiva en la carrocería. El acabado mate es una variante de personalización de un vehículo que se obtiene gracias al uso del barniz mate en el acabado final, lo que aporta un aspecto sedoso y elegante a la superficie.

Tradicionalmente, el barniz mate ha estado reservado únicamente a vehículos de alta gama o pequeñas piezas de carrocería como molduras, tiradores, retrovisores, etc. Sin embargo, al igual que ha ocurrido con los colores tricapa, hoy en día podemos encontrar diferentes segmentos de vehículos que ofrecen un acabado mate dentro de sus opciones de equipamiento.

Es por esta razón, que desde SINNEK ACADEMY hemos considerado interesante ofrecer una información actual y detallada para el profesional del taller de chapa y pintura relacionada con la reparación de vehículos con este tipo de acabado.

Qué es la pintura mate o pintura sin brillo

Como hemos comentado, el acabado mate de algunas pinturas se consigue gracias al uso de un barniz especial de bajo brillo, el barniz mate.

Superficie de pintura mate en un coche

Este tipo de barniz dota a la superficie de una micro rugosidad, que impide el paso completo de la luz, produciendo una reflexión de la misma en varias direcciones y diluyendo el efecto brillante y la cantidad de reflejos. 

El barniz mate aporta a la superficie una micro rugosidad, disminuyendo la percepción del aspecto brillante

Dentro de esta tipología de barnices, una excelente opción es el barniz mate CC/1764 de SINNEK, un barniz mate de altos sólidos que destaca por su excelente resistencia al rayado y al contacto con hidrocarburos, fácil aplicación, buen comportamiento al exterior y un suave acabado.

Barniz mate para coche

¿Cómo saber el nivel de brillo a aplicar con el barniz mate?

Con el fin de realizar una correcta reparación con barniz mate en el taller de chapa y pintura, necesitaremos tener en cuenta algunos aspectos relacionados sobre todo con el proceso de aplicación del barniz final.

  Métodos para Mejorar la Colorimetría en el Taller

En la actualidad, debido en parte al aumento de vehículos con este tipo de acabado, los fabricantes se han visto obligados a proveer a los talleres de chapa y pintura con barnices especiales para diferentes acabados: barniz mate, barniz satinado o barniz con brillo.

En función del brillo requerido para una correcta reparación, el profesional podrá variar la mezcla de los diferentes tipos de barniz para coche, con el fin de obtener un tono de brillo que se adapte correctamente.  

Para saber qué nivel de brillo o mateado debemos aplicar a la superficie, una práctica recomendable será preparar diferentes mezclas de barniz mate, aportando en cada una de ellas una proporción diferente de barniz satinado o con brillo. 

Una práctica recomendable será la preparación de probetas para saber qué mezcla de barniz presenta una mejor igualación en cuanto a nivel de brillo, color y textura

Probetas color coche

Posteriormente aplicamos cada mezcla en diferentes probetas, y cotejamos con la superficie a reparar cuál de ellas presenta una mejor igualación en cuanto a nivel de brillo.

Será aconsejable guardar las pruebas realizadas, con el fin de utilizarlas en futuras reparaciones, evitando así la repetición de este proceso.

Existe también una herramienta especialmente diseñada para medir el nivel de brillo requerido para una superficie barnizada o abrillantada, como es el brillómetro.

Sin embargo, cabe destacar que no se trata de una herramienta de uso común en el taller de chapa y pintura, más allá de posibles centros especializados acostumbrados a trabajar con este tipo de acabados mate.

Cómo aplicar el barniz mate: los 9 consejos imprescindibles

Como ocurre en otros muchos casos, un aspecto fundamental para conseguir un correcto acabado mate en la reparación será seguir las indicaciones de la ficha técnica del producto y fabricante.

Obtener el mismo grado o nivel de brillo de la pieza a reparar con respecto a las piezas adyacentes es una de las principales dificultades en el repintado de este tipo de acabados. 

Cómo aplicar pintura mate

La correcta reparación e integración de las piezas con acabado mate estará determinada por diversos factores:

1. Mezclar homogéneamente el barniz mate

Será necesario realizar una buena incorporación del barniz mate antes de su uso así como obtener  una mezcla homogénea de la combinación de barnices a utilizar, ya que influirá directamente en el nivel de brillo obtenido tras la aplicación.  

  ¿Qué IMPRIMACIÓN PARA PLÁSTICOS Elegir y Porqué?

2. Cantidad precisa de catalizador y diluyente en la mezcla

Debemos ajustar de forma precisa la cantidad de catalizador a incluir en la mezcla en base a la ficha técnica del producto.

Un exceso de catalizador provocará un aumento del brillo final. Del mismo modo, una menor cantidad dará lugar a posibles bajadas de brillo del barniz.

Es aconsejable que en las pruebas que hagamos previamente utilicemos el mismo catalizador que emplearemos en la reparación (no conviene utilizar catalizadores o diluyentes rápidos puesto que los procesos de secado acelerados pueden dar lugar a irregularidades superficiales).

Del mismo modo, una mezcla de barniz mate con excesiva dilución dará lugar a un espesor de capa menor, lo que se traducirá también en un menor brillo final de la superficie.

3. Técnica de aplicación del barniz mate

Debemos realizar una aplicación de barniz mate uniforme, intentado evitar ráfagas en la pintura. Factores de aplicación como la velocidad y movimiento de pasada, la distancia de la pistola/superficie o la regulación del equipo de aplicación influirá en el nivel de brillo final.

Es preferible evitar áreas con una carga superior de producto o mayor grosor por solapamiento de pasadas.

4. Limpieza previa de la superficie

La deposición de partículas de polvo o suciedad es uno de los grandes dolores de cabeza para el profesional. Un mal estado del sistema de ventilación en cabina, o una insuficiente limpieza de la superficie, puede provocar la aparición de pequeñas motas y desperfectos en el acabado.

No debemos pulir la superficie mate, ya que variaríamos el nivel de brillo

Al contrario de lo que ocurre en los acabados con barniz brillante, no podremos hacer uso de una herramienta de pulido para eliminar estos desperfectos, ya que el nivel de brillo variaría a causa del pulido.

Es importante que las piezas adyacentes no presenten restos de pulverizados (aplicación), adhesivos (enmascarado) o partículas superficiales (motas, descolgados) ya que su eliminación  mediante pulido generaría diferencias de brillo en esas zonas.

5. Aplicar el barniz mate en pieza completa (no difuminar)

Debido a una posible alteración del espesor de la capa de barniz en zonas adyacentes entre piezas, no es aconsejable realizar un difuminado con integración parcial del barniz.

Capó con pintura mate

Para fundir ambos barnices, deberíamos de pulir la superficie y abrillantarla, lo que de nuevo haría variar el nivel de brillo superficial de la pieza. Por esta razón, el barniz mate se debe aplicar en una pieza completa.

6. Diferente nivel de brillo en función del tipo de color

En colores metalizados y perlados claros, como platas, dorados o champagne, el nivel de brillo puede ser más complicado de ajustar, por lo que debemos extremar la precaución cuando trabajemos con este tipo de colores especiales.

  Cómo Evitar los Descuelgues de Pintura o Barniz

7. Diferencias de nivel de brillo según tipo y orientación de la pieza

En función de la disposición de la pieza en la carrocería (vertical, horizontal, etc) el brillo reflejado puede variar.

Para intentar obtener un brillo uniforme, es aconsejable realizar una probeta de la aplicación con el mismo color de acabado y orientación de la pieza a pintar.

En función del plano de la pieza (vertical, horizontal, etc) el nivel de brillo reflejado puede variar

8. Influencia del espesor de capa en el barniz mate

Una capa de barniz mate con un espesor excesivo dará lugar a una superficie con un grado más brillante (lo ideal, entorno a las 50 micras de espesor).

9. Forma de secado

Será indispensable para obtener un buen acabado, respetar los tiempos de evaporación del barniz mate entre manos. Observaremos el correcto aspecto mate final antes de iniciar el secado de la pieza.

Además, hay que tener en cuenta que un secado en cabina aportará un nivel de brillo mayor que el obtenido con un secado al aire.

Cuidado y mantenimiento de la pintura mate

Debido a las propias características de la pintura mate, será necesario realizar un mantenimiento y cuidado mayor que en los acabados de pintura brillante. 

El acabado mate aporta una menor resistencia mecánica a la superficie. A diferencia de lo que se pueda pensar, en los acabados mate, las rayaduras y pequeñas marcas serán mucho más visibles que en acabados con brillo (añadiendo la imposibilidad de realizar un pulido superficial para su eliminación). 

El acabado mate aporta una menor resistencia química y mecánica a la superficie

Será conveniente también extremar el cuidado con algunas piezas de la carrocería como estribos y tiradores de puerta. Los roces suaves pero continuos en una zona determinada pueden aumentar el brillo.

El acabado mate presenta también una resistencia química menor, por lo que ante posibles derrames de combustibles, grasas o aceites será conveniente realizar una rápida limpieza para no deteriorar la superficie.

Durante la limpieza del vehículo, es aconsejable el lavado a mano del vehículo sobre el túnel de lavado, ya que algunos componentes del mismo como rodillos y detergentes pueden deteriorar el acabado mate.

Debemos emplear productos y herramientas específicas para acabados mate, tratando de evitar el uso de abrasivos, pulimentos y ceras que pueden influir en una degradación y pérdida de brillo de la superficie.

Conclusión

Como hemos visto, a la hora de realizar una aplicación del barniz mate será indispensable tener presentes todos estos factores, con el fin de obtener una correcta integración de la pieza en la carrocería, el principal desafío en este tipo de reparaciones.

A pesar de su atractivo estético, el acabado mate presenta una serie de características que obliga al profesional a extremar la precaución durante todo el proceso de trabajo, obteniendo así una reparación final de calidad.