Sangrados defecto de pintura

Como hemos vito en anteriores contenidos, los defectos de pintura son una problemática con la que los pintores profesionales de carrocería debemos lidiar en nuestro día a día. Sin embargo, conocer las causas que los originan, así como el contexto ambiental de aplicación y otra serie de factores nos ayudará a minimizar su aparición, mejorando la productividad y rentabilidad de la reparación.

Un ejemplo común de defecto de pintado en el taller es el caso de los sangrados, un error de aplicación que suele producirse en las capas de fondo, generalmente en parches con masilla de poliéster. Veamos a través de este post las principales causas que motivan su aparición y cómo proceder a eliminar los sangrados en pintura para coches.

¿Qué son los sangrados en la pintura de coche?

Los sangrados son una decoloración de la pintura que se producen por una disolución del pigmento ayudada por el disolvente desde capas inferiores, que atraviesa todo el sistema de pintura, llegando hasta la superficie y apareciendo como una mancha o sombra de color rojiza o amarillenta.

Ejemplo de sangrado en pintura

Causas que provocan la aparición de sangrados en pintura

Exceso de peróxido en la mezcla de la masilla de poliéster

Como hemos apuntado una incorrecta mezcla de la masilla de poliéster, derivada de una cantidad excesiva de peróxido de benzoilo puede producir una reacción química en las capas posteriores de la pintura, como la capa de aparejo o la de acabado.

También te puede interesar:  ¿Qué es el Metamerismo en Pintura y Porqué Aparece?

Esto da lugar a manchas de tono amarillo-marrón en la superficie,  siendo todavía más visibles en colores azules y verdes.

Para evitar este problema, debemos seguir siempre las instrucciones indicadas en la ficha técnica del producto, para saber con certeza la proporción exacta de catalizador y masilla a mezclar. Además debemos asegurarnos de realizar una mezcla homogénea del producto.

Relacionado: 5 Trucos para aplicar masilla de poliéster

Migración del pigmento inferior

Los disolventes utilizados en la capa de acabado pueden provocar que se produzca una migración de los pigmentos de las capas inferiores, lo que provocará la aparición de manchas en forma de sangrado en la pintura.

Una buena práctica para asegurarnos de que no sea visible este defecto de pintura será utilizar un sellador sobre las capas de fondo, que evite la migración de estos pigmentos.

¿Cómo solucionar los sangrados en el taller de carrocería?

Al contrario de lo que ocurre con otros defectos de aplicación de pintura, no podremos solucionar los sangrados de pintura mediante el lijado y pulido del acabado.

En estos casos, la única solución será realizar el proceso de reparación completo. Lo primero que haremos será dejar que la pintura se endurezca totalmente, e inspeccionar la pintura de acabado de forma minuciosa, lijando la superficie hasta llegar hasta la capa sin defecto del sistema de pintura.

Como consejo adicional, recomendamos la aplicación de un aislante, como puede ser la pintura de aparejo.

Defectos de pintura relacionados