para que sirve un catalizador de pintura

Elegir el endurecedor o catalizador para pintura adecuado en función del contexto y tipo de reparación, será esencial para obtener un excelente comportamiento final de la aplicación y una reparación duradera y de calidad.

En este post te mostramos todos los aspectos y consejos a tener en cuenta a la hora de elegir el catalizador de pintura para carrocería que mejor se adapte a cada contexto y necesidad.

Ver vídeo: Cómo elegir el catalizador correcto en carrocería

¿Qué es y para qué sirve el catalizador de pintura?

El catalizador, también conocido como endurecedor de pintura, es un producto químico que se añade a la pintura (en productos de 2 componentes) con el fin de provocar una reacción química de endurecimiento (polimerización), sin la cual la pintura (como puede ser una pintura de aparejo o barniz) no secaría.

Las pinturas 2K, o de 2 componentes, son aquellas que necesitan de un catalizador para su correcto funcionamiento. El componente A es la pintura, como un aparejo, masilla o barniz, y el componente B es el catalizador. Los diluyentes serían el componente C de la mezcla.

componentes-pintura

Importancia del endurecedor de pintura en el proceso de reparación

En ocasiones se tiende a menospreciar el papel del catalizador y su correcto uso en los procesos de reparación en el taller de carrocería, siendo su incorrecta elección o mezcla el origen de diferentes defectos de pintado.

  Cuándo y cómo hacer un parche en carrocería: técnicas y consejos

Una correcta elección de catalizador nos permite mejorar nuestra productividad

Como hemos apuntado, la función principal del catalizador es la de incrementar la velocidad de una reacción química, en este caso la del secado y endurecimiento de la pintura, manteniendo su naturaleza una vez concluida dicha reacción.

De cara a la productividad de la reparación, es importante contar con una amplia gama de catalizadores de alta calidad que permitan una gran versatilidad de uso gracias a su combinación con diferentes tipos de productos, como aparejos o barnices. 

Esto nos aportará simplicidad y sencillez de uso, reducción de almacenaje y mayor rotación de producto.

Tipos de catalizadores en pintura para carrocería

Los endurecedores se diferencian principalmente en 4 grupos en función de su velocidad de secado:

  • Catalizadores lentos.
  • Catalizadores medios o estándar.
  • Catalizadores rápidos.
  • Catalizadores ultra rápidos.

Veámos ahora los factores a valorar para elegir el catalizador correcto en cada tipo de reparación.

Consejos para elegir el catalizador correcto en función de la reparación

Tener en cuenta diferentes factores como la temperatura, la humedad, el tamaño de la reparación, la proporción de la mezcla, o el pot life del producto, contribuirá a la obtención de acabados de alta calidad.

1. Temperatura

La temperatura es el factor más importante a tener en cuenta en la elección del endurecedor.

temeperatura-catalizador-pintura

Con una temperatura acorde, en torno a los 20ºC o 25ºC, podemos hacer uso de catalizadores estándar o medios. Siempre teniendo en cuenta el contexto y tipo de aplicación.

Bajas temperaturas y alta humedad = catalizadores rápidos o ultra rápidos

Con temperaturas bajas o muy bajas utilizaremos catalizadores de secado rápido o extra rápido, y con temperaturas altas, catalizadores lentos, con el objetivo de mantener abierta la película de pintura.

  9 consejos para pintar y difuminar colores plata sin errores

También es importante tener en cuenta la temperatura a la que se encuentra tanto el producto, como el soporte.

Altas temperaturas y baja humedad = catalizadores lentos

En ese sentido, es importante atemperar las áreas de trabajo para que tanto piezas, como producto y proceso de aplicación, adquieran una temperatura que se sitúe en un rango apropiado para realizar una correcta reparación.

2. Humedad

En cuanto a la humedad relativa, el rango idóneo de aplicación será el situado entre el 55 y 65%.

Con humedades altas es aconsejable emplear catalizadores lentos, con el fin de evitar defectos de pintado como velados o pérdidas de brillo.

3. Tamaño de la reparación

En función del tamaño o el número de piezas, así como si la reparación será parcial o sobre un vehículo completo, deberemos elegir un tipo de endurecedor u otro.

De esta manera, en reparaciones de menor tamaño, puede ser aconsejable el uso de catalizadores rápidos o incluso extra rápidos, reduciendo así los tiempos de secado y proceso de trabajo.

Por el contrario, en áreas de reparación grandes, como vehículos completos, nos decantaremos por catalizadores medios o lentos, que nos ofrezcan más margen de tiempo para abarcar toda la superficie, sin que se presenten diferencias destacables en el secado de la aplicación.

4. Proporción de mezcla

Respetar la proporción de catalizador y producto en la mezcla es un aspecto crítico a la hora de obtener un correcto acabado.   

En función del tipo de producto y catalizador, la proporción de mezcla variará. Se encuentra indicado en el apartado “Ratio de mezcla” de la ficha técnica.

5. Pot life

Otro factor a tener en cuenta es el tiempo de vida del producto o pot life.

Según el tipo de catalizador que usemos, el pot life del producto variará. Así, cuanto más rápidos sean los catalizadores, contaremos con menos tiempo desde que preparamos la mezcla hasta que la podamos aplicar con garantías.

  Cúando y cómo difuminar la pintura de acabado

6. Productividad

Uno de los aspectos más importantes en el día a día del taller es el aumento de la productividad.

Con una correcta elección del catalizador podemos incidir en estos aspectos, siempre y cuando los condicionantes que hemos descrito anteriormente sean los apropiados.

El objetivo final debe ser siempre el aumento del flujo en cabina

De esta manera, en reparaciones donde la temperatura ambiental y el tamaño de la reparación así lo permitan, será aconsejable el uso de catalizadores rápidos o ultra rápidos, que acorten el tiempo de secado y endurecimiento de la película de pintura, aumentando así el flujo de reparaciones en cabina.

Conclusión

Como es lógico, la combinación del catalizador adecuado y productos como barnices y aparejos de alto rendimiento y eficiencia será la combinación perfecta para elevar la productividad y rentabilidad del taller.