reducir-consumo-energetico-taller-chapa-pintura

El consumo energético y su coste siempre ha sido un punto de fricción y mejora para la rentabilidad del taller de carrocería.

En la actualidad, con un precio de la mayor parte de combustibles y energías en continuo incremento, se hace indispensable el uso de estrategias, buenas prácticas y un análisis de costes adecuado con el fin de optimizar el presupuesto destinado al consumo de energía en el taller.

1. Reducir los gastos fijos de energía

Los pequeños gastos redundantes o gastos hormiga, son aquellos que realizamos de forma inconsciente, reiterada e innecesaria y que pueden sumar una cantidad significativa a lo largo del tiempo.

Un ejemplo de este tipo de gastos son los relacionados con la factura de luz, como es el caso de la potencia contratada.

Es importante adecuar el suministro eléctrico a la demanda real del taller, ajustando la cuota por término de potencia y revisar si la tarifa contratada por KWh consumido es competitiva en relación a nuestro presupuesto.

Estas buenas prácticas son también ampliables al suministro de gas u otros contratos energéticos que tengamos

Otros aspectos como el complemento por energía reactiva, el complemento por discriminación horaria, la penalización por potencia o los impuestos relativos a la electricidad deben ser conocidos y tenidos en cuenta por los gerentes de los talleres con el fin de optimizar los costes eléctricos.

  Claves Para Mejorar la Rentabilidad del Taller de Chapa y Pintura

Como es lógico, todas estas buenas prácticas son también ampliables al suministro de gas u otros contratos energéticos que tengamos contratados.

2. Mantenimiento de equipos y cabinas: buenas prácticas para reducir el consumo energético

El correcto mantenimiento de los equipos de aplicación y cabinas de pintura es fundamental para asegurar un menor consumo de energía en el taller de chapa y pintura.

Un equipo que no funcione correctamente puede suponer un importante derroche de energía. Aquí tienes algunos consejos:

Limpieza y mantenimiento de filtros

Una limpieza regular de los filtros de las cabinas de pintura y sistemas de extracción de aire garantiza un flujo de aire óptimo y reduce el consumo de energía (además de minimizar posibles defectos de pintado).

Limpieza de los equipos de aplicación barniz

Revisión de sellados

Asegurarse de que las cabinas de pintura y las áreas de trabajo estén bien selladas ayuda a evitar pérdidas de calor y entrada de aire no deseado, manteniendo la temperatura programada sin incremento del consumo energético.

3. Optimizar la iluminación en el taller

Es importante que el taller cuente con un sistema de iluminación adecuado para cada zona de trabajo (cabina de pintado, sala de mezclas, plenum, etc) y que en la medida de lo posible se contemple una sectorización de la iluminación en base a las diferentes áreas del taller, que permita el apagado de zonas no utilizadas en determinados procesos de trabajo.

Reemplazar los sistemas de iluminación tradicionales como tubos fluorescentes o lámparas alógenas por tecnología LED asegura un menor gasto energético, incluso en áreas del taller de menor importancia como almacenes, recepción u oficina.

El uso de dispositivos como programadores horarios o reguladores de intensidad permiten racionar el consumo energético en el taller

Por último, si la disposición del taller así lo permite, aconsejamos el aprovechamiento de la luz solar mediante lucernarios o tubos especiales, que favorezcan la reducción del consumo de energía artificial en favor de luz natural.

  Fichas Técnicas en Pintura Explicadas Paso a Paso

4. Consejos de secado en cabina: eficiencia energética durante el proceso de pintado

El secado en cabina es uno de los procesos que más energía consume en un taller de carrocería. Aquí tienes algunos consejos para optimizarlo:

Planificación de los trabajos de pintura

Organizar las tareas de pintura de manera eficiente y agrupar los trabajos que requieran condiciones similares de secado puede reducir el tiempo que la cabina está en funcionamiento y, por lo tanto, el consumo energético.

Contar con una planificación detallada del tipo trabajo y de la disponibilidad de cada operario nos ayudará a tener un mayor control sobre la energía consumida

Control de la temperatura y humedad

Mantener la temperatura y humedad adecuadas en la cabina de pintura es esencial para garantizar un secado eficiente y reducir el gasto energético.

Estas circunstancias pueden verse acentuadas en épocas de temperaturas más extremas, como puede ser durante el pintado de vehículos en verano o en época invernal.

Correcta temperatura de aplicación del barniz

5. Analizar los costes: la clave para una mayor rentabilidad del taller de carrocería

La gestión y análisis de los costes energéticos es crucial para mejorar la rentabilidad de tu taller.

Monitorización del consumo de energía

Llevar un registro del consumo de energía y compararlo con la producción del taller te ayudará a identificar áreas de mejora y oportunidades de ahorro.

Si bien es cierto que el cálculo y registro del consumo energético es cada vez más complejo debido a las continuas fluctuaciones del precio de la energía, debemos asegurarnos de obtener el dato objetivo en base a la cantidad consumida en cada periodo.

Establecer objetivos de reducción de consumo

Fijar metas realistas de reducción de consumo energético y diseñar planes de acción para alcanzarlas te permitirá mejorar la rentabilidad del negocio.

Invertir en tecnología y formación

Invertir en equipos y tecnologías más eficientes, así como en la formación de los empleados, puede contribuir significativamente a reducir los costes de energía en el taller.

  Claves Para Mejorar la Rentabilidad del Taller de Chapa y Pintura

Es importante asegurarse de que el equipo profesional reciba una formación para carrocería actualizada.

Una buena formación del equipo profesional incrementará la productividad y rentabilidad del taller

Este tipo de formación puede estar relacionada con el uso de los productos, la utilización de máquinas y herramientas como el espectrofotómetro o máquinas de dosificación, así como cursos gestión y marketing para talleres de chapa y pintura.

Uso de productos eficientes

El uso de productos fabricados con la última tecnología del mercado es un aspecto fundamental en pro de la búsqueda de la máxima rentabilidad.

La gama de productos de SINNEK permite realizar reparaciones de manera más rápida y eficiente desde el punto de vista de consumo energético, al mismo tiempo que proporciona excelentes acabados finales.

La serie W6000 permite reducir notablemente los tiempos de secado y elimina el consumo extra de energía durante este proceso, sin comprometer la calidad.

El profesional puede secar a una temperatura de 20°C, y tener la superficie lista en 15 minutos, o bien, en 5 minutos empleando un dry jet.

Conclusión

Siguiendo estos consejos y poniendo en práctica estas estrategias, podrás reducir el consumo energético de tu taller de chapa y pintura y aumentar su rentabilidad. ¡Es hora de dar el primer paso hacia un taller más eficiente y rentable!