como-medir-color-espectro-min

Con este post aprenderás en qué consiste y cómo integrar paso a paso el espectrofotómetro dentro de los procesos de formulación e igualación de color durante la reparación, mejorando la colorimetría en el taller de chapa y pintura, y por ende, la rentabilidad y productividad del mismo.

Conocer la importancia de obtener una información precisa del color en el repintado del automóvil y saber cómo usar el espectrofotómetro en el taller, será el primer paso para una reparación eficiente y de calidad.

¿Qué es un espectrofotómetro?

Hoy día de hoy, existe una gran variedad de matices y tonalidades de color en el mercado. Un blanco dejó hace mucho tiempo de ser un blanco sin más, y las cartas de color de los fabricantes de pintura no dejan de crecer para satisfacer las nuevas tendencias de diseño y las necesidades de los fabricantes OEM.

Por esta razón, obtener una información precisa de color durante el repintado, es fundamental para aumentar nuestra competitividad y satisfacer al cliente más exigente. Es aquí donde el espectrofotómetro cobra especial importancia.

Podemos definir al espectrofotómetro como la herramienta que mide la cantidad e intensidad de luz que es absorbida por un objeto, a través de un

¿Qué es la espectrofotometría?

La espectrofotometría es la técnica encargada de medir o cuantificar la energía absorbida y radiada de un material.

El primer científico que sentó las bases de lo que sería la futura espectrofotometría, fue Isaac Newton, quien, a través de experimentos con prismas, estableció los principios de la dispersión y refracción de la luz y definió “espectro” como todas aquellas partes constitutivas de la luz blanca (colores del arcoíris) obtenidas a partir del paso de dicha luz, por medio de un prisma.

Qué es el espectrofotómetro

Tipos de espectrofotómetros

Existen diferentes tipos de espectrofotómetros, con aplicación en diversos sectores y especialidades:

  • Espectro infrarrojo: estudio e identificación sustancias químicas.
  • Espectro ultravioleta: identificación de moléculas, luz negra.
  • Espectrofotómetro r.m.n: absorción atómica/nuclear.
  • Espectrofotómetro de doble haz
  • Espectrofotómetro de un solo haz
  • Espectrofotómetro de reflectancia: (ej: ma3 topaz), x-rit, byc (ángulos: 3, 5, 7, 11, etc), konica minolta. Este es el espectro utilizado en taller de chapa y pintura para la medición del color.

¿Cómo funciona un espectrofotómetro de reflectancia?

El funcionamiento de un espectrofotómetro de reflectancia se basa en iluminar la muestra con luz blanca y analizar la cantidad de luz que la muestra refleja en una serie de longitudes de onda, lo más común es que los resultados se consigan en 31 intervalos de longitudes de ondas.

Funcionamiento del espectrofotómetro en el taller de carrocería

Esto se consigue haciendo pasar la luz a través del monocromador que se encargará de fraccionar la luz en distintos intervalos de longitudes de onda (los cortes van de 400 nm, 410 nm, 420 nm… 700 nm).

Hay que tener en cuenta que el ser humano solo percibe un ínfimo rango del espectro electromagnético

Proceso de medición de color con el espectrofotómetro paso a paso

Debido a la continua aparición de nuevas tonalidades por parte de los fabricantes de coches, y al aumento de la complejidad en la reproductividad de algunos colores, se hace imprescindible en muchos casos el uso de herramientas que nos aseguren una información precisa en la lectura del color.

Esta necesidad es más acusada aún en piezas que han sido repintadas previamente, donde las diferencias de color con respecto al pintado original de fábrica pueden variar sustancialmente, provocando en algunos casos fenómenos como el metamerismo.

Por ello, cada vez es más necesario el uso de herramientas de color como el espectrofotómetro, que facilitan el proceso de lectura de color y la obtención de una reparación final de mayor calidad.

Paso 1: Identificación de la superficie a reparar

En primer lugar, nos vamos a centrar en la importancia de realizar una correcta identificación de la superficie a reparar, lo cual nos aportará información sobre la zona donde deberemos de tomar la lectura de color y el tipo de reparación a realizar.

Averiguar si el color del vehículo es original o repintado

El primer paso que debemos de tener en cuenta a la hora de realizar una correcta identificación de la zona a reparar es averiguar si el vehículo ha sido repintado anteriormente, o si por el contrario, mantiene el color original del fabricante. 

Debemos examinar en detalle las diferentes piezas y estructura del vehículo, para asegurarnos si ha sido repintado, o si presenta defectos de pintado como rechupados, descuelgues, asimetrías de barnizado u otros defectos.

Cómo identificar el tipo de acabado en pintura para coche

En ocasiones, puede ocurrir que el propio coche mantenga su pintado original de fábrica pero  presente diferencias de color en distintas superficies, debido a factores como la temperatura ambiental de aplicación en cadena fabricación, naturaleza del material de la superficie o calibración de los equipos de pintado entre otros.

Uso opcional de micrómetro

Una alternativa que nos puede aportar una información más precisa sobre si un coche ha sido repintado, sería la utilización de un medidor de micras, para conocer el espesor exacto de la superficie.

Usar el micrómetro para conocer el micraje de capa

De esta manera, podremos comparar el valor del micraje de diferentes áreas, para saber con certeza qué capa presenta un mayor grosor, y por consiguiente, saber si ha sido repintada previamente.

Elección del lugar de medición en función de si se se realizará un difuminado o un parche

En función de dónde se encuentre el daño dentro de la pieza a reparar, el profesional deberá valorar si realizar un parche o un difuminado en las piezas adyacentes, para asegurar una igualación de color, tonalidad y brillo.

Superficie a parchear: medición en la misma pieza
Zona de medición del espectro en reparación con parche

De esta manera, en desperfectos no muy grandes y que se encuentren en piezas de mayor tamaño y zonas centrales de las mismas, como pueden ser un capó o puertas, se puede dar la posibilidad de realizar un parche sobre la superficie, por lo que podríamos realizar la lectura de color en la misma pieza, sin necesidad de recoger información en piezas adyacentes.

Superficie a difuminar: medición en piezas adyacentes
Área de lectura del espectro en un difuminado

En este otro ejemplo vemos una reparación en la que deberemos hacer un difuminado. Nuestra recomendación es siempre realizar una aplicación con difuminado, ya que de esta manera aumentaremos las posibilidades de realizar una mejor nivelación de color y acabado con respecto al conjunto de piezas adyacentes.

De esta manera, una vez identificada la zona donde realizar la lectura del color, en función de la localización y tamaño del daño, pasaremos al  siguiente paso: realizar la lectura de la pieza con el espectrofotómetro.

Paso 2: Preparación de la superficie para la lectura

Para la correcta medición de una superficie, es importante seguir una serie de pasos con el fin de asegurarnos una lectura de color precisa.

Limpieza previa de la superficie

En primer lugar, debemos limpiar la superficie donde vamos a tomar la lectura del espectrofotómetro con un limpiador desengrasante. Para ello, podemos utilizar tanto un desengrasante al agua, como un desengrasante acrílico.

Tipos de desengrasantes para limpiar superficie coche

Empapamos una bayeta de microfibras con el desengrasante elegido, y limpiamos la zona concienzudamente, asegurándonos de que no quede ningún resto de suciedad.

Pulido de la superficie para una medición precia del color

El paso siguiente será pulir la superficie donde vamos a realizar la medición para una obtención del color mucho más precisa y sin interferencias.

Para ello utilizaremos siempre una máquina de pulir, en lugar de realizar el pulido a mano con una bayeta de microfibras, ya que de esta manera, nos aseguramos una misma presión y movimiento de pulido, favoreciendo la homogeneidad de la superficie para una lectura mucho más exacta.

Pulido superficie coche

En cuanto al pulimento a aplicar, utilizaremos un pulimento de terminación y brillo, evitando pulidos de corte o devastación, ya que estos pueden producir un pulido excesivo de la superficie, distorsionando a posteriori los datos de lectura del espectrofotómetro.

Es conveniente también evitar recalentar en exceso la superficie para evitar removidos o velados del material de acabado.

El pulido se debe realizar a una velocidad adecuada, que no sea ni excesiva ni muy lenta, y con movimientos continuados de un lado a otro en distintas direcciones en las que se crucen las pasadas.

El proceso de pulido previo a la medición es fundamental, ya que el color de una superficie pulida y no pulida puede variar mucho, y por lo tanto, distorsionar una correcta medición.

A través de esta imagen podemos observar claramente la diferencia de color y tono entre un área pulida y no pulida. Se observa una tonalidad diferente, que dará lugar también a mediciones con resultados de color diferentes.

Comparativa superficie pulida y no pulida en un coche

Limpieza de la superficie pulida

Una vez realizado el pulido, procederemos a retirar los restos de pasta de pulimento sobrante con una bayeta. 

Utilizaremos otra bayeta de microfibras limpia, y la empaparemos con desengrasante al agua para limpiar la superficie.

Limpieza superficie coche con desengrasante al agua

En este caso es importante utilizar un desengrasante al agua en lugar de uno acrílico, ya que el desengrasante al agua es menos agresivo con el pulimento recién aplicado.

Después de haber limpiado correctamente la superficie de lectura, estamos preparados para realizar la medición sobre la pieza con el espectrofotómetro, asegurándonos una lectura lo más precisa posible del color de la pieza.

Paso 3: Calibración del espectrofotómetro

Una adecuada calibración del espectrofotómetro es un factor fundamental para obtener una medición de color precisa y fiable. Tomaremos como ejemplo el X-RITE MA3, uno de los modelos más extensamente utilizados entre los fabricantes de pintura en la actualidad.

¿Cuándo calibrar el espectrofotómetro?

Debemos de tener en cuenta que el hecho de tener el espectrofotómetro calibrado en todo momento nos ayudará a obtener una información mucho más precisa de la medición del color. Además, puede que algunos casos, el propio dispositivo no permita realizar una medición si no está calibrado previamente.

Se trata de un proceso que no nos llevará mucho tiempo, y a cambio, nos aseguramos mayor fiabilidad en la lectura.

Tenemos que tener en cuenta también que el espectrofotómetro, al ser un dispositivo fotosensible, se puede descalibrar debido a cambios bruscos de la temperatura ambiental o por temperaturas extremas.

El proceso de calibración, según instrucciones del fabricante debe realizarse como máximo cada 14 días. Nuestra recomendación es realizarlo diariamente, ya que la inversión de tiempo en relación a sus prestaciones en mínima. Calibrarlo antes de cualquier reparación no nos llevará más de dos minutos.

Pasos a seguir

En primer lugar, comprobaremos si el espectro tiene batería y que la lente esté limpia y en buen estado.

Comprobación de la batería del espectro

Posteriormente, colocaremos la placa de cerámica blanca que viene con el espectro en posición horizontal sobre una superficie plana sin movimiento.

La calibración de punto blanco se utiliza para compensar las variaciones graduales del espectrofotómetro.

Cómo calibrar el espectrofotómetro en pintura de coche

Luego, accederemos a la pantalla de ajustes -> clicaremos en calibración, y se mostrará la pregunta: ¿iniciar calibración? -> Hacemos click en “sí”.

No retiraremos el espectro de la cerámica blanca hasta que no haya concluido el proceso de calibración. Finalmente aparecerá una pantalla confirmándonos que la calibración ha finalizado.

Pasos para calibrar el espectrofotómetro

De esta manera  el espectrofotómetro estaría preparado para realizar la medición sobre la superficie del vehículo.

Paso 4: como realizar una medición de color con el espectrofotómetro

Una vez hayamos preparado la superficie para la lectura, y tras haber calibrado correctamente el espectrofotómetro, es momento de realizar el proceso de medición de color.

Mediante el uso del espectrofotómetro buscamos obtener una información del color de la superficie lo más precisa posible. De esta manera, la mezcla formulada a partir de esa lectura, nos ayudará a obtener una mejor igualación de color de la zona a reparar con respecto a las piezas adyacentes.

Localización del código de color del coche

El primer paso que vamos a realizar consistirá en tomar la referencia del código de color del coche, la cual, dependiendo del modelo y la marca se podrá localizar en diferentes partes del automóvil, como puede ser el maletero, pilares de puerta, bajo el capó o en la propia documentación del vehículo.

Localizar código de color en el coche

En cada marca y modelo puede variar la localización de este código. Esta información la tendremos en cuenta cuando comencemos a trabajar con el software de gestión de color.

Lectura del color

Tras haber preparado y limpiado correctamente la superficie a medir, es momento de realizar la lectura del color con el espectrofotómetro.

En primer lugar, en la pantalla principal del espectro, haremos click en “listas de trabajo”, y posteriormente clicaremos en “agregar nuevo trabajo”.

Paso listas de trabajo

De esta manera, el espectro pasará a modo lectura. Colocamos el espectro en la zona pulida. Siempre en vertical, ya que mide mejor que en horizontal, evitando cualquier movimiento. Debe de apoyarse siempre de forma regular sobre la superficie.

Si el dispositivo está apoyado correctamente, mostrará luces de color verde. En caso contrario,  se iluminarán las luces de color rojo.

Posteriormente, realizamos 5 mediciones manuales sin mover el espectro de la superficie de apoyo.

Puede que en ocasiones cuando estemos midiendo colores oscuros, se active el “dark mode”.  Esto se produce con el objetivo de ampliar el tiempo de lectura y la luminosidad a la hora de hacer la medición, ya que en colores oscuros la reflexion de luz es más complicada.

Interpretación de los datos obtenidos

Tras realizar las 5 mediciones, el resultado de la lectura se interpretará a través del indicador de valoración

Nuestra recomendación es que, si no se han conseguido los 5 puntos en color verde, quiere decir que hay mucha variación entre las 5 lecturas realizadas, por lo que deberíamos de volver a realizar el proceso de medición desde el inicio.

Medición correcta 5 checks espectro

Los motivos de este resultado incorrecto pueden estar relacionados con una mala preparación previa de la superficie, una mala calibración, un mal estado de la lente del espectro o por movimientos durante el proceso de medición.

Posteriormente, Una vez terminada la medición, guardamos la información de lectura dando click en el icono del lápiz. La información que podremos guardar será:

  • Código de color.
  • Matrícula.
  • Fabricante del vehículo.
  • Modelo del vehículo.

Es interesante tener guardada la información de cada coche y reparación, que funcione a modo de repositorio, con el fin de poder acceder a ella en el futuro si se necesitase.

Como último paso, guardaremos la información, y conectaremos el espectro al ordenador.

Conectar espectro al software de color

Una vez transferidas las mediciones del espectro al ordenador, recomendamos borrarlas, para no mezclar diferentes lecturas.

De esta manera, estaríamos ya preparados para trabajar en el ordenador, y comprobar la información obtenida con el programa de gestión de color.